Guía para viajar embarazada

Es uno de los períodos más felices de la vida, ¿por qué no disfrutarlo aún más, con un lindo viaje? Una mujer embarazada puede continuar su rutina habitual, siempre tomando las medidas de precaución adecuadas para cada caso.
El primer paso es consultar al ginecólogo u obstetra si considera seguro que la futura mamá realice un viaje. Generalmente, los médicos recomiendan evitar viajes durante el primer y último trimestre; sobre todo en el período final (desde la semana 34, las aerolíneas piden un certificado específico). No está de más pedir una historia clínica detallada para llevar en el bolso, junto a la asistencia al viajero y los teléfonos útiles.
Una vez concedido el permiso médico, la embarazada debe afrontar el viaje pensando en su comodidad. Por supuesto, no podrá realizar esfuerzos como levantar las valijas; y deberá elegir ropa y calzado adecuado. Durante el viaje, es importante no olvidarse de una almohada para las cervicales, y una botella de agua para hidratarse constantemente. Además, la futura mamá deberá estirar las piernas frecuentemente y tomar todas las medidas de seguridad acorde al medio de transporte elegido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *