Consejos para viajar a Cartagena de Indias

Relato en primera persona: Aniko Villalba – Viajando por ahí

Hacé la prueba: decile a alguien que te vas a Cartagena de Indias. Seguramente su respuesta va a ser: “¡Qué lindo, Cartagena!”. La ciudad colombiana se ganó su reputación por algo. Cartagena está frente al mar Caribe y aún conserva las construcciones de su época colonial, su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad y los balcones blancos, las iglesias, los parques y los faroles te transportarán a otro siglo.

  • Probablemente pases la mayor parte de tu tiempo caminando por la Ciudad Amurallada, el centro histórico y colonial de Cartagena. No hace falta que uses ningún medio de transporte, podés hacer todo a pie. Dejate llevar por las callecitas, sentate en algún banco a mirar la vida cotidiana de la gente y disfrutá el atardecer desde la muralla.
  • La Ciudad Amurallada se divide en varios barrios: Centro, San Diego, Getsemaní y La Matuna. En el Centro vas a encontrar los edificios más conocidos, como la Puerta del Reloj y varias plazas. Te recomendamos que no dejes de visitar Getsemaní, el barrio donde vivían los esclavos durante la época colonial.
  • Cartagena tiene clima tropical y dos estaciones: seca y lluviosa. La temperatura promedio es de 28 grados y la lluvia suele caer entre mayo-junio y octubre-noviembre. Es la ciudad más visitada de Colombia, así que hay turistas durante todo el año, pero se llena de gente durante diciembre y en Semana Santa.
  • Desde Cartagena podés ir a varias playas con aguas turquesas y corales, como Playa Blanca. Podés ir en un tour por el día o por tu cuenta de manera mucho más económica: tomá el bus que va a Pasacaballos (sale frente al monumento India Catalina), bajate cerca de la terminal de ferrys (pedile al conductor que te avise), tomá un barco al otro lado y subite a un mototaxi para llegar a la playa. Te llevará más o menos una hora.
  • Si querés seguir viaje hacia Panamá, estás en el lugar correcto para hacer el cruce en velero. Averiguá en tu hostel u hotel, o acercate al puerto y preguntá si saben de algún velero que salga pronto. El viaje dura cinco días e incluye dos noches en las islas San Blas, en Panamá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *